Preparación de
 las flores de Bach
Thierry Polese gracias por la traducción
El doctor Bach deseaba que su método sea accesible a todos. Aunque sea fácil conseguir los remedios en una tienda o farmacia, hacerlos uno mismo puede ser una experiencia enriquecedora. Eso nos abre a estar más atentos a la naturaleza que nos rodea.

Antes de conocer las flores de Bach, prestaba poca atención a la naturaleza que tenía a mi alrededor. Sabía apreciar la sombra de un gran árbol en verano, el color de las flores y el sabor de las frutas y legumbres, pero no me tomaba el tiempo de observarlo detenidamente.

Hoy en día, donde vaya, mis ojos pasean y ubican las flores donde estén. Qué alegría al descubrir en plena ciudad una Clematis  salvaje, una flor de Agrimony o Chicory al costado de los caminos en la campiña, también encontrar las Impatiens glandulifera “malas hierbas” creciendo al borde de los riachuelos.

Nuestros parques, bosques y jardines cuentan con una rica variedad de árboles, jóvenes o centenarios, bajo los cuales podemos descansar, inspirarnos o hacer caminatas.

Poco a poco, aprendo a reconocer esos árboles. Experimenten apoyarse de espalda a sus troncos. Apóyense solo un instante y escuchen, observen y sientan el bienestar que eso les aporta.

Algunos consejeros proponen hoy en día unos talleres para conocer mejor las plantas, que sea por sus características físicas y botánicas o yendo a su encuentro en la naturaleza.

Cfr. www.fleurdebach.be
http://www.fleurdebach.beshapeimage_2_link_0
MaterialLes_fleurs_de_Bach_%28materiel%29_espagnol.html
Método 
Solar
Método 
de Ebullición
Finalización
Calendario de 
las cosechas (hemisferio Norte)
Volver al menú
FloresIntroduction_espagnol.html
NEW